HISTORIA

HISTORIA DE QUINTANAR DEL REY

El pueblo no fue fundado hasta finales del s. XV, pues las tierras que hoy forman Quintanar, Casasimarro y Tarazona eran aldeas de Villanueva de la Jara y lo que aquí había eran unas “quinterías”, donde se refugiaban las familias que venían a labrar estas tierras. Cuando la gente se estableció aquí, en vez de volver a la Jara al terminarse las faenas agrícolas, nació, primero una aldea, después un pueblo.

No se puede demostrar que el nombre de este pueblo venga de “las casas de Quintana” ni de una supuesta quinta del marqués de Villena, pues no hay razones verdaderamente demostrables. Los documentos más antiguos sobre el pueblo explican que el origen está efectivamente en esas quinterías, habiendo crecido su población, se llegó a llamar Quintanar del Marquesado de Villena, hasta el año 1561, en que por la fidelidad de sus vecinos al señor Felipe V y algunos servicios hechos a su majestad empezó a llamarse Quintanar del Rey.

En el siglo XVI, nuestro pueblo empezó a ser una población con cierta entidad, por lo que se hizo necesario nombrar un alcalde pedáneo con autoridad limitada y dependiente de la Jara. A mediados del siglo XVI, Quintanar del Rey era una aldea de Villanueva de la Jara y tenía unos 2000 habitantes. Se pidió la independencia municipal al Rey, en ese momento Felipe II, y esta le fue concedida a través de una «Carta Privilegio».

Durante el reinado de Carlos III, Madrigueras, Quintanar del Rey y Villalgordo del Júcar pasaron a depender de Tarazona de la Mancha, capital de Corregimiento.